Leyendas Mexicanas de Terror

Monthly Archives: marzo 2015

La señora Adelaida, la chocolatera

Cuando nosotros, la familia Cabrera Torres, vivíamos en la calle de Perú, en la Ciudad de México, había una señora indígena llamada Adelaida, que cada ocho días le llevaba el chocolate de metate a mi mamá a la casa, nunca fallaba y mi mamá, doña Ema, siempre le compraba el suficiente chocolate para toda la […]

La mujer de negro sin cara

Esto que voy a contar por poco me cuesta la vida. Vivíamos en Guadalajara -ciudad en donde mi papá había puesto un cine, el cine México-, en una casa que se llamaba La Casa del Agua Fría. Yo era muy chiquita, no me acuerdo de qué edad, pero me acuerdo que todavía me acostaban las […]

Fernando, el castigado

Fernandito era un muchacho huichol de Ocota, Jalisco. A Fernando no le gustaba obedecer a sus padres ni a sus abuelos; en general se sentía muy molesto cuando lo enviaban a realizar alguna tarea en el campo o en la casa. Le gustaba hacer tablas votivas, ojos de dios, y jícaras decoradas con chaquira, pero […]

Pikit y Sac Muyal

Una muchacha maya llamada Pikit, Abanico, un día se fue a pasear a las orillas de la selva. De repente le salió Sac Muyal y, sin pensarlo dos veces, se la raptó. Ki’ikmakkun, Alegría, era el novio de la muchacha, y al no encontrarla en todo el día, temió lo peor y fue en su […]

La cabeza

En un poblado cerca de Chichén Itzá, el centro ceremonial dedicado a honrar al dios Kukulkan, vivía una pareja, que no tenía muy buenas relaciones. El hombre, llamado K’in, no confiaba en su mujer, y pensaba que lo engañaba. A fin de salir de dudas, decidió investigar. Un día, le dijo a la mujer que […]

La india curiosa

Había una vez una india maya que era muy curiosa, vivía cerca de la pirámide de Uxmal, donde se veneraba a Chaac, el dios del agua, motivo de su curiosidad. Un día ya no pudo más y entró en el templo. Al entrar se encontró con una señora muy bien ataviada quien, indignada, la amonestó […]

María, la sikuame

Yo soy María, la sikuame. Mi madre me adiestró en el conocimiento de mi profesión, que ella aprendió de su madre, y ésta a través de la suya, hasta los remotos tiempos del inicio de nuestra raza. Mi madre me llevó al lugar mágico y sagrado de Carapan para aprender las curaciones y los rituales, […]

Los Aatslaabtsik y Florinda

Cuando todavía la humanidad no había sido creada, y todo era oscuridad, vivían unos seres grises que tenían tres piernas, una en medio de las piernas normales, que comían para vivir olores, suciedad, cosas crudas e insípidas. Vivían asustados esperando que algún día un dios hiciera la luz que los mataría. Estos seres grises se […]