Leyendas Mexicanas de Terror

Category Archives: Leyenda colonial

Los terribles celos de una mujer

En la época virreinal, en la ciudad de Villavicencio de la Nueva España, vivía una rica y aristocrática familia formada por la esposa, el marido y un hijo que ambos habían procreado. Su vida se desplazaba tranquila, casi feliz y sin problemas. La mujer era un tanto metiche y siempre le gustaba saber lo que […]

La mujer infiel

En el pueblo de San Esteban de la Nueva Tlaxcala, en el estado de Coahuila, vivía don Juan Solís, español muy estimado por sus vecinos los colonos tlaxcaltecas. Hombre de muy bien llevados sesenta años, estaba casado con una mujer más joven que él a la que adoraba, y con la cual había procreado un […]

El Señor del rebozo

En la calle de República de Argentina, en la Ciudad de México, se encuentra situado un convento dominico, atrás de lo que fuera el Templo de Santa Catalina de Siena, fundado, en el siglo XVI. por tres mujeres muy ricas y religiosas a las que apodaban Las Felipas. Poco a poco, el convento recibió mujeres […]

La dama de negro

Una noche, el padre Agustín Aparicio iba a una reunión con amigos para jugar a las cartas. Caminaba por una calle muy poco iluminada. En un momento dado el cura oyó los pasos de alguien que lo seguía. Oyó una voz que lo llamaba, y vio a dos muchachos que le dijeron que una mujer […]

El Hombre Triple y el Poeta

El Hombre Triple era alto, pálido, delgado, no pisaba el suelo sino que flotaba, no tenía brazos ni manos, y su mirada era entre azorada y lunática. Su vestimenta era maravillosa: una túnica beige-dorada que semejaba los rayos del aura: amarillos, dorados, plateados, con un ligero movimiento expansivo, como plumas o como espuma en movimiento, […]

Che Uinik

El Hombre del Bosque es una criatura enorme, de cuerpo robusto y con muchos músculos. No tiene ni huesos ni coyunturas, por lo cual está incapacitado para ponerse de pie. Si llega a caerse no puede levantarse, razón por la cual duerme recargado a un árbol. Tiene los pies al revés: el talón al frente […]

Juan Pineda

Esta leyenda es absolutamente verídica. Sucedió en la Ciudad de Valladolid, ahora llamada Morelia, estado de Michoacán, en el año de 1890, como queda registrado en las Crónicas del padre jesuita Salvador Iturriaga, amante de las historias truculentas. Juan Pineda era un joven de veinticinco años nacido en Valladolid. Flautista de profesión se ganaba la […]